Close
Chris Prucha
Head of Product & R&D, Production P3

¿Qué es la impresión 3D?

La impresión 3D, también conocida como fabricación aditiva, es exactamente lo contrario de la manera tradicional de fabricar objetos. En lugar de mecanizar o "sustraer" material para formar un objeto, como un escultor cuando elimina el barro, la impresión 3D añade capa tras capa de material para crear un objeto. Los ingenieros y diseñadores de productos cargan un archivo digital (CAD) en una impresora 3D que después imprime un objeto sólido en 3D. Los termoplásticos son los materiales más utilizados, pero la tecnología también permite emplear fotopolímeros, resinas epoxi, metales, etc.


Las biotintas avanzadas, que utilizan una mezcla de células humanas y gelatina, se utilizan también para imprimir en 3D complejos modelos de tejidos. Las impresoras 3D pueden incluso utilizar materiales comestibles como el chocolate.

Descubrir las posibilidades de la tecnología de impresión 3D

La CNN informa de que el sector de la automoción está utilizando piezas impresas en 3D como, por ejemplo, pomos de palanca de cambios y culatas, en turismos y coches de carreras con una reducción de los costes y una mejora del rendimiento. El sector aeroespacial imprime en 3D bandejas ligeras y complejas piezas para motores a reacción con el fin de mejorar la calidad y reducir el consumo de energía.


El sector sanitario utiliza tecnología de impresión 3D para crear artículos médicos como prótesis y material orgánico con el objetivo de mejorar los diseños personalizados para pacientes concretos. La tecnología de impresión 3D PolyJet es la opción perfecta para crear objetos complejos en múltiples materiales y colores, como los detallados modelos de cerebro que se utilizan en la formación de los futuros neurocirujanos. Para muchos de estos sectores, la impresión 3D representa la posibilidad de realizar prototipos rápidos de piezas en cuestión de horas en vez de días. Esto reduce considerablemente el tiempo del ciclo de diseño y contribuye a comercializar antes los productos.


Aunque no se tenga acceso a una impresora 3D, se pueden aprovechar las ventajas de esta tecnología. Con los servicios de impresión 3D directa, las empresas pueden externalizar sus necesidades de impresión 3D transfiriendo un archivo de diseño digital. La empresa de servicios imprime en 3D las piezas y las entrega rápidamente a los diseñadores. Las ventajas de la impresión 3D con respecto a la fabricación tradicional son innegables. Forbes indica que las industrias invierten más cada año en esta avanzada tecnología. La impresión 3D, que ofrece libertad de diseño para crear piezas más complejas, personalizadas y con materiales ligeros y avanzados, está revolucionando el diseño y la producción en prácticamente todos los sectores.

 

 Descubra las aplicaciones

 

 Contáctenos