Close

Volando alto con la fabricación aditiva para el sector de la aviación

La empresa BAE Systems, con sede en Reino Unido, es un fabricante líder en el sector aeroespacial y de la defensa y la seguridad, que da servicio a clientes de más de 40 países. Entre los grupos de negocio de la empresa, BAE Systems Air da respuesta a las necesidades de los clientes a lo largo del ciclo de vida completo del sector aeronáutico, desde el diseño, el desarrollo y la producción hasta la distribución de aeronaves, formación, soporte y mantenimiento.

 

La empresa lleva varios años utilizando la fabricación aditiva para apoyar la iniciativa «Fábrica del Futuro», diseñada para impulsar tecnologías disruptivas y allanar el camino para las operaciones futuras de producción y mantenimiento de aviones militares. Como pilar clave de este concepto, con el objetivo de revolucionar las operaciones de fabricación, BAE Systems ha instalado cuatro impresoras 3D Stratasys F900™ para impresión industrial a gran escala en su planta de Samlesbury, la primera de las cuales se instaló en 2014.

 

Distribuidas a través del colaborador local de Stratasys, Laser Lines, esta batería de impresoras 3D FDM® funciona las 24 horas y se utiliza en las operaciones de los equipos aeronáuticos de tierra en una amplia variedad de aplicaciones. Se trata de modelos espaciales y prototipos de verificación de diseños, herramientas para dar soporte a la fabricación y piezas de producción finales.

 

«Nuestro programa "Fábrica del Futuro" consiste en liderar el futuro de la producción de aviones de combate con tecnologías disruptivas. La fabricación aditiva FDM de Stratasys desempeña un papel importante en esta iniciativa, ya que nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos empresariales globales de reducir los costes y los tiempos de comercialización de los nuevos productos», explica Greg Flanagan, director de operaciones de fabricación aditiva de BAE Systems Air.

 

«Instalamos la última impresora 3D F900 hacia finales del año pasado, con el objetivo principal de reforzar nuestra capacidad a medida que aumentábamos el uso de la tecnología FDM, pero las ventajas que nos proporcionan los continuos avances en materiales en lo que se refiere a aplicaciones de fabricación de herramientas», añade.

“La fabricación aditiva FDM de Stratasys nos permite transformar muchos de nuestros procesos de fabricación tradicionales, con lo que conseguimos una reducción de costes y tiempos de comercialización para los nuevos productos”
Greg Flanagan, Director de operaciones de fabricación aditiva, BAE Systems Air
Greg Flanagan, pictured with a 3D printed Typhoon cockpit floor cover, says that Stratasys FDM additive manufacturing helps BAE Systems meet its overall company objectives to reduce costs and time-to-market.
Greg Flanagan, en la foto con una cubierta de suelo de cabina del Typhoon impresa en 3D, afirma que la fabricación aditiva FDM de Stratasys ayuda a BAE Systems a alcanzar sus objetivos empresariales globales de reducción de costes y tiempos de comercialización.

Plazos y costes de fabricación de herramientas reducidos

En sus programas de demostración o en el desarrollo de productos futuros, un desafío clave para BAE Systems son los elevados costes no recurrentes de la fabricación de herramientas para aviones. Sin embargo, según Flanagan, la empresa descubrió que la tecnología FDM ofrece la posibilidad de reducir esos costes en productos nuevos. Esto es particularmente cierto en el caso de elementos como las herramientas de perforación, de reparación y demás herramientas de desarrollo, que suelen necesitarse en pequeñas cantidades.

 

«La fabricación aditiva FDM de Stratasys nos permite transformar muchos de nuestros procesos de fabricación tradicionales, con lo que conseguimos reducir los costes y tiempos de comercialización de los nuevos productos», indica.

 

«Las impresoras 3D F900 dan respuesta a nuestras necesidades incluso mientras dormimos, así que estamos obteniendo beneficios importantes», añade. «Con el uso de estas máquinas en nuestras operaciones, estamos disfrutando de una reducción de costes y plazos en comparación con los métodos tradicionales de fabricación».

 

La gama de termoplásticos de alto rendimiento disponibles en la F900 permite a la empresa sustituir las herramientas de fabricación tradicional, que suelen ser metálicas, por alternativas impresas en 3D. La empresa usa sobre todo plásticos de ingeniería, como el ASA y el ABS, pero también está explorando el uso de materiales de fibra de carbono como el FDM® Nylon 12CF para dar respuesta a sus necesidades de herramientas.

Descargar el caso de estudio
Descargar