Mejorar el nivel de competencia clínica

Los modelos con múltiples materiales impresos en 3D pueden reproducir la complejidad y gran variedad de patologías de los pacientes, por lo que resultan una herramienta óptima para la formación de futuros médicos. ¿En qué se distinguen los modelos impresos en 3D de los métodos de formación tradicionales?

En numerosas revisiones entre colegas, los usuarios están de acuerdo en que pueden ser un activo muy valioso para formar y preparar mejor a los profesionales para el ámbito clínico. Los estudios evaluaron:

  • Rentabilidad de los modelos impresos en 3D en comparación con los métodos tradicionales
  • Rendimiento de los estudiantes cuando aprenden con métodos 2D tales como un libro de texto e imágenes CT en comparación con modelos impresos en 3D
  • Una amplia gama de áreas terapéuticas, que incluyen la neurocirugía, la oftalmología, la cardiología y la oncología
  • La función que los modelos impresos en 3D pueden desempeñar en la estandarización de la enseñanza y las técnicas de evaluación de estudiantes

En CBMTI, los médicos realizan procedimientos de neurocirugía sobre impresiones 3D con varios materiales utilizando instrumental quirúrgico real.

Descargue el libro blanco