Universidad Victoria en Wellington

En Nueva Zelanda, la palabra “tutū” significa juguetear o toquetear algo que permita aprender con las manos. Para la Universidad Victoria en Wellington (VUW), la impresión 3D es una destacada herramienta educativa para tutū que ayuda a los estudiantes de muchas disciplinas a entender teorías complejas y prepararse para el mercado laboral.

“En la profesión de diseñador industrial se ha utilizado históricamente la tecnología de impresión 3D para crear prototipos de productos que se producirán en masa mediante métodos de ingeniería mecánica tradicionales”, comenta Ross Stevens, director de programa del Departamento de Diseño Industrial de la universidad. “A medida que adquiría más experiencia en los procesos de impresión 3D, me empezó a interesar más la capacidad de las impresoras para hacer lo que antes no podía hacerse. Este cambio condujo a objetos complejos y diversos, más derivados de la bioingeniería que de la ingeniería mecánica”.


Download
Dynamic tendrils and multi-colored sea creature were 3D printed on a Connex.

Volutas dinámicas y criatura marina multicolor impresos en 3D en una Connex.

“A medida que adquiría más experiencia en los procesos de impresión 3D, me empezó a interesar más la capacidad de las impresoras para hacer lo que antes no podía hacerse. Este cambio condujo a objetos complejos y diversos, más derivados de la bioingeniería que de la ingeniería mecánica”.

Ross Stevens, Victoria University of Wellington