Cómo elegir la mejor impresora 3D: no hay una solución única que se adapte a todas las necesidades

Los recién llegados al mundo de la impresión 3D pueden sentirse abrumados por la gran cantidad de opciones disponibles. Las impresoras 3D se comercializan con precios, tecnologías y niveles de complejidad diferentes. Por lo tanto, no existe una única "mejor" impresora 3D para un trabajo; la elección dependerá de las necesidades y de los requisitos de uso. A continuación presentamos los principales factores que hay que tener en cuenta a la hora de comprar por primera vez una impresora 3D.

Precio

Hay impresoras 3D para todos los presupuestos. Los modelos más económicos son perfectos para aficionados o principiantes y consiguen que la impresión 3D sea más accesible y asequible que nunca. Suelen ser los más pequeños y su precisión de impresión es menor.

Las impresoras 3D de gama media ofrecen mayor fiabilidad y calidad de impresión, lo que las convierte en la opción preferida de los educadores. Estas impresoras pueden ser un poco más grandes y algunas de ellas son perfectas para el prototipado, e incluso para aplicaciones de herramientas.

Las impresoras 3D de gama alta ofrecen el nivel más alto de fiabilidad y calidad de impresión del mercado. Se han diseñado para ser rápidas y precisas, y resultan perfectas para una gama de posibles aplicaciones que van desde la fabricación industrial hasta la producción de bienes de consumo.

Caso de uso

El término "impresión 3D" abarca una amplia variedad de tecnologías, cada una con sus puntos fuertes. Algunas tecnologías son más adecuadas para aplicaciones industriales como la fabricación de herramientas y las pruebas funcionales, mientras que otras son mejores para las aplicaciones de diseño o los bienes de consumo. En Stratasys, descubrirá que la tecnología FDM se utiliza sobre todo para piezas que deben ser duraderas y resistentes, mientras que la tecnología PolyJet suele emplearse para las piezas que requieren colores y texturas muy reales.

Tecnología Fused Deposition Modeling (FDM)

Tecnología PolyJet

Velocidad

La velocidad de impresión puede ser un factor esencial, según la aplicación deseada. Las aplicaciones de prototipado rápido o de producción, por ejemplo, necesitan que las piezas se produzcan de forma rápida y eficaz para mantener bajo control los plazos de entrega. Las impresoras 3D más económicas suelen tener una velocidad de impresión de 50 mm/s, mientras que la velocidad de los equipos más rápidos es de 150 mm/s o superior.

Resolución

Por resolución se entiende el nivel de detalle que una impresora 3D puede ofrecer. La calidad de impresión global viene determinada por la resolución horizontal, que es el movimiento más pequeño que el extrusor puede realizar a través del eje XY, y la resolución vertical, que es el espesor de capa mínimo que el extrusor puede producir. Cuanto menor sea la resolución, mayor será el nivel de detalles de la pieza final.

Durabilidad

Al igual que sucede con otras tecnologías, algunas impresoras 3D tienen una vida útil más larga que otras. Si considera la impresión 3D como una solución de fabricación a largo plazo, es importante dar prioridad no solo a la duración global, sino también al tiempo que está previsto que la impresora funcione a pleno rendimiento con una capacidad de producción máxima.

El mundo de la impresión 3D no tiene por qué asustar. Con esta infografía podrá explorar los componentes más importantes de una impresora 3D industrial diseñada para su oficina: la Stratasys F120.

La Stratasys F120 desde dentro

Prestaciones de material

Algunas impresoras se limitan a uno o dos materiales, mientras que otras tienen una amplia gama de opciones. Aunque la impresión para aficionados o determinados tipos de prototipado puede que solo necesiten uno o dos materiales, las aplicaciones más complejas podrían exigir el uso de una impresora más versátil. Algunas impresoras son compatibles con una variedad mayor de materiales, mientras que otras tienen varios cabezales de impresión para diseños más complejos.

Entorno

Es importante tener en cuenta el entorno en el que se va a colocar la impresora 3D, ya que puede imponer ciertas limitaciones en cuanto al tamaño, entre otras cosas. Por ejemplo, si la impresora hace mucho ruido, posiblemente moleste a las personas que trabajen cerca. Opte por una impresora 3D diseñada específicamente para reducir al mínimo el nivel de ruido. Para entornos de oficina en los que el espacio es un problema, las impresoras 3D de sobremesa suelen ser más compactas que sus equivalentes para uso industrial.

Tamaño de impresión

Posiblemente, tener una bandeja de fabricación grande no sea una prioridad para los usuarios principiantes o aficionados. Sin embargo, si tiene previsto usar la impresora 3D para piezas de uso final y aplicaciones industriales, la capacidad de imprimir piezas de mayor tamaño puede ser muy valiosa. Las bandejas de fabricación más grandes permiten imprimir piezas grandes de una sola vez, lo que ahorra tiempo de fabricación.

Por supuesto, esta lista no es exhaustiva; es posible que tenga otras prioridades específicas de su negocio y de la aplicación deseada. En cualquier caso, estos factores básicos le ayudarán a identificar la mejor impresora 3D, sea cual sea su aplicación.

Los profesionales que necesiten una impresora 3D de calidad profesional deberían considerar nuestra serie F123. Se trata de impresoras disponibles en varios tamaños y precios, incluida la impresora 3D de sobremesa F120.