¿Qué es el prototipado rápido?

El prototipado rápido (RP) permite la fabricación rápida de modelos físicos utilizando datos de diseño asistido por ordenador (CAD) en tres dimensiones. El prototipado rápido, que se utiliza en un amplio abanico de sectores, permite a las empresas transformar ideas innovadoras en productos finales de éxito de forma rápida y eficiente.

Las técnicas de prototipado rápido ofrecen múltiples ventajas, entre ellas:

  • Comunicación rápida y eficaz de las ideas de diseño
  • Validación eficaz del ajuste, la forma y la función del diseño
  • Mayor flexibilidad de diseño, con la posibilidad de pasar rápidamente por diversas iteraciones de diseño
  • Menos errores de diseño de producción y mejores productos finales

Prototipado rápido – Una historia rápida

Los sistemas de prototipado rápido surgieron en 1987 con la introducción de la tecnología de estereolitografía, un proceso que solidifica capas de polímeros líquidos sensibles a la luz ultravioleta mediante tecnología láser. En los años siguientes se introdujeron otras tecnologías de prototipado rápido tales como: Fused Deposition Modeling (FDM), sinterizado selectivo por láser y fabricación de objetos laminados. Stratasys presentó en abril del 1992 el primer sistema de prototipado rápido 3D de la industria basado en la tecnología FDM. En abril de 2000 Objet presentó los primeros sistemas de prototipado rápido 3D basados en la tecnología PolyJet.

¿Cómo funciona el prototipado rápido?

El prototipado rápido, también conocido como impresión 3D, es una tecnología de fabricación aditiva. El proceso comienza tomando un diseño virtual a partir de un software de modelado o de diseño asistido por ordenador (CAD). El equipo de impresión 3D lee los datos del dibujo CAD y aplica capas sucesivas de material líquido, en polvo u en láminas; fabricando el modelo físico a partir de una serie de secciones transversales. Estas capas, que se corresponden con la sección transversal virtual del modelo CAD se unen automáticamente para crear la forma final.

El prototipado rápido utiliza una interfaz de datos estándar, implementada como formato de archivo STL, para traducir los datos desde el software de CAD al equipo de prototipado 3D. El archivo STL aproxima la forma de una pieza o conjunto mediante facetas triangulares.

Normalmente, los sistemas de prototipado rápido son capaces de fabricar modelos 3D en cuestión de horas. No obstante, esto puede variar ampliamente, dependiendo del tipo de máquina que se utilice y del tamaño y número de modelos que se estén fabricando.