Volver a los resultados de búsqueda

Estudios de caso de medicina

La impresión 3D ayuda a salvar vidas

Desde la lucha contra la diabetes a los “brazos mágicos” de la pequeña Emma, los profesionales de la medicina están utilizando la impresión 3D para ayudarles a salvar vidas y a mejorar la salud.

Conozca cómo los responsables de la atención sanitaria están innovando más rápidamente, cómo rompen barreras y consiguen hacer más por menos gracias a la impresión 3D.

Los médicos utilizan la tecnología de Acist para ver el corazón y las arterias.

Acist (Advanced Contrast Imaging System Technology) es una empresa de aparatos médicos especializada en el desarrollo de sistemas de inyección de contraste en el campo de la cardiología y la radiología. Los aparatos de Acist introducen tintes en el sistema vascular, permitiendo a los médicos visualizar la anatomía.

Acist, con sede en Eden Prairie (Minnesota), tiene presencia clínica en más de 40 países. Lleva a cabo su misión de perseguir la “imagen perfecta” desarrollando y fabricando nuevas tecnologías médicas que permiten una mayor facilidad de uso y control.

Ofreciendo las mejores soluciones

Acist utiliza la tecnología FDM (Fused Deposition Modeling) de Stratasys para maximizar la eficiencia más allá de lo que permite el prototipado rápido. Según Dave Scott, jefe de ingeniería de fabricación de Acist:

La tecnología FDM ha permitido a Acist diseñar el montaje de esta pantalla con menos piezas de las que eran posibles antes.

“No hemos elegido un camino único para FDM. Nos gusta utilizarla en todas partes. La utilizamos para fijaciones, ensayos funcionales, diseño industrial y piezas finales. Deseamos utilizar tantas piezas de FDM como sea posible en nuestras máquinas que van a salir al mercado. La tecnología FDM permite incorporar en cada pieza mayor complejidad, forma y función respecto a los métodos tradicionales.”

Incorporando las aportaciones

Acist mantiene un diálogo fluido con los operadores de sus máquinas, ya que algunas mejoras no se conciben hasta que una máquina se utiliza en el hospital. Por ejemplo, los operadores señalaron la necesidad de que varios tipos de transductores estuvieran conectados a la misma máquina con la capacidad de conmutar rápidamente de un transductor a otro. Acist diseñó rápidamente una pieza en el software CAD para solucionar este problema y lo imprimió con una impresora 3D Dimension como una pieza funcional que enviar y utilizar en máquinas en todo el mundo. Acist insiste en que la pieza, fácil de crear e imprimir con la tecnología FDM, habría sido muy difícil de moldear siguiendo los métodos tradicionales.

Actualización del sistema de inyección EmpowerCTA

El equipo de Acist trabaja sobre un monitor CTA con piezas FDM sobre la mesa.

Acist ha actualizado recientemente su sistema de inyección EmpowerCTA®, un inyector de baja presión. Se necesitaron 36 piezas en la nueva pantalla de EmpowerCTA, siete de las cuales eran piezas de FDM incluidas en el sistema comercializado. La carcasa FDM del producto es tan atractiva como la carcasa moldeada. La tecnología FDM permitió a Acist diseñar para fabricación en una nueva forma de combinar piezas y de construir con mayor complejidad. Este enfoque no habría sido posible con los métodos tradicionales de fabricación como el moldeado por inyección. En concreto, si Acist no hubiera utilizado el método de fabricación aditiva de FDM, las siete piezas que ahora componen la pantalla habrían sido 15, más del doble de piezas que fabricar y almacenar. Acist diseñó las piezas FDM alrededor de piezas mecanizadas, placas de circuito y circuitos integrados para optimizar el diseño para su fabricación. Un diseño sólido y probado es importante antes de pasar al moldeado y mecanizado de las piezas. La tecnología FDM permite a Acist hacer tiradas pequeñas y conocer las impresiones de los operadores antes de encargar los caros moldes de producción.

Reduciendo el inventario

Gracias a la tecnología FDM, el inventario de Acist es un archivo digital en un servidor. La empresa no tiene que preocuparse de guardar espacio en estanterías ni de relaciones con los proveedores. Si se rompe una pieza de FDM, incluso a los cinco años, Acist sencillamente imprime un recambio en su sistema de producción 3D Fortus o en la impresora 3D Dimension y lo envía al día siguiente. Scott denomina a la tecnología FDM “la tecnología con menos material por excelencia”.

Prototipado rápido y más allá

Un sistema Fortus y dos impresoras Dimension en el laboratorio de Acist.

Acist Medical Systems sigue explorando el modo en que la tecnología FDM puede ayudar a mejorar la creatividad y la eficacia y a reducir costes en todos los aspectos relacionados con la fabricación. Ningún otro método puede encargarse de la geometría compleja y producir de inmediato piezas listas para comercializar. La tecnología ha permitido a Acist mantenerse en vanguardia del sector médico.

“FDM nos está ahorrando tiempo y dinero en todas nuestra operaciones. Hemos invertido tanto en esta tecnología que realmente vivimos por ella. Hay muchísimas ventajas en el uso de piezas de FDM, pero tiene que convertirse en un modo de pensar”, explica Scott.

Stratasys Ltd. © 2015. All rights reserved. See stratasys.com/legal for trademark information.